viernes, 4 de noviembre de 2016

El bosque encantado

El uno de noviembre, dia de todos los Santos, ​​hicimos la ruta del Camarate,  coincidiendo con numerosos excursionistas.​
La Dehesa del Camarate, localizada en la vertiente norte de Sierra Nevada y en el término municipal de Lugros, es una de las zonas más bellas del Parque Nacional de Sierra Nevada, con uno de los bosques mixtos mejor conservados de toda Andalucía. 
Es una reliquia casi intacta que ha sobrevivido milagrosamente a la mano del hombre y a los desastres naturales.
Este bosque contrasta entre la semi-desértica llanura de la Hoya de Guadix y la alta montaña de Sierra Nevada.
Cuenta con una biodiversidad botánica de primera magnitud (arces, robles melojos, cerezos silvestres, quejigos, serbales, tejos, majuelos...)
La finca del Camarate ha sido dehesa de reses bravas hasta hace pocos años, en que fue comprada por la Junta de Andalucía e incorporada al Parque Nacional.
Llegando a la altura de Lugros, y antes de que la carretera baje y cruce el barranco del Río Alhama, hay a la derecha un carril que continúa paralelo al río, hasta que se introduce en su valle un par de kilómetros más arriba.
Por ahí continúa unos 4 km hasta la entrada de la finca; es la Cañada Real de los Potros, una de las vías pecuarias que unen Granada con Jaén.
Llegamos así al pórtico que da entrada a La Dehesa del Camarate,  en el paraje conocido como Horcajo del Camarate.
Es a partir de ahora cuando entramos en el “Bosque Encantado”.
EL BOSQUE ENCANTADO nos remite a tiempos pasados ya que se trata de un bosque húmedo primitivo, típicamente mediterráneo, una reliquia que se mantiene casi inalterada en estos insólitos y bellos lugares.
Ganadería menor a la entrada del parque nacional

Bajada al río Alhama

Entrada al parque

Variedad de verdes

Cartel de la Dehesa

Cañada del ganado

Bosque encantado

Belleza rojiza

Riachuelo cromático

Tentadero

La Hoya de Guadix vista desde la Sierra

Cría de ganado

Majoleto

Príncipe de su especie

Ganado en el Horcajo

Despedida del Camarate

El Mencal

viernes, 14 de octubre de 2016

Ruta de los miradores

La ciudad de Guadix tiene tres miradores, desde los que se disfruta de una vista espectacular de la ciudad y de su paisaje, inserto en la Hoya de Guadix, incrustada en el surco intrabético que comunica el Levante con el valle del Guadalquivir. Son los miradores Cerro de las balas, Padre Poveda y cerro de la Magdalena. Las primeras luces y rayos del sol matinal son incentivos para la contemplación de un espectáculo natural de gran belleza
 
Arquitectura y paisaje desde el mirador Cerro de las balas

Salida del sol contemplada desde el Cerro de las balas

Mirador cerro de las balas

Crisol de colores desde el mirador cerro de las balas. Al fondo Sierra Nevada

Catedral y Alcazaba desde el mirador padre Poveda

Arco Iris doble contemplado desde el mirador padre Poveda

Espina áurea accitana contemplada desde el cerro de la Magdalena

sábado, 10 de septiembre de 2016

CASCAMORRAS

El Cascamorras, fiesta de Interés turístico Internacional, se celebra cada año en las ciudades de Baza y Guadix.
En el estudio de su origen se apela a la llegada de los almohades en el año de 1151 y la destrucción de muchos templos cristianos, entre ellos la ermita mozárabe en el arrabal de la Churra de Baza.
Tres siglos más tarde, don Luis Acuña caballero de Fernando el Católico, conquistador de la ciudad de Baza, decidió contruir la iglesia de la Merced en 1490. Uno de los obreros, Juan Pedernal de origen accitano, al picar en el lugar de la construcción, oyó un grito lastimoso que decía ¡Ten Piedad!. Era una talla de una virgen que, desde entonces, recibiría el nombre de Nuestra Señora de la Piedad. La posesión de la talla dió lugar a enfrentamientos entres las ciudades de Guadix y Baza. La talla quedó en Baza, con el derecho para el cabildo de Guadix de celebrar las fiestas religiosas el 8 de septiembre. Una comisión, encabezada por Juan Pedernal se encargaba de esta tarea, acompañado de un bufón, posiblemente el antecesor del actual Cascamorras. Este bufón amenazaba a los bastetanos con robarle la virgen. Los bastetanos decían a Juan Pedernal que si conseguía llegar limpio a la iglesia se llevaría la Piedad a Guadix, por lo que lo manchaban de pintura para impedirlo. En Guadix, tras volver con las manos vacías, lo vuelven a llenar de pintura.
El 9 de septiembre, de regreso de Baza sin la imagen de la virgen, se dirige desde la estación de tren de Guadix hasta la Iglesia de San Miguel. Pero antes se detendrá en el Palacio Episcopal y en el ayuntamiento para saludar a las autoridades religiosas y civiles.
En dicho recorrido pasa por la plaza de las Américas, que recogen las imágenes siguientes.
Ayuntamiento. Preparando la fiesta

Cubriendo columnas


Plaza de las Américas

Fuente. Buscando el baño

Forcejeo

Refresco colectivo

Refresco colectivo

Catedral de la Encarnación









viernes, 26 de agosto de 2016

martes, 23 de agosto de 2016

Valle Paraíso

Avenida Buenos Aires

Luces y sombras

Hogar santa Teresa Jornet

Al pie de Sierra Nevada

Plantación de tomates

Olivos con fondo serrano

lunes, 15 de agosto de 2016

sábado, 13 de agosto de 2016